miércoles, 11 de abril de 2007

Desde fuera


Chaouoen es el pueblo azul. Cuantas veces he escuchado esta frase, y qué lejos estaba de imaginarme cómo era en realidad. Tiene el mismo azul del cielo, o de las montañas brumosas en la lejanía, y lo invade todo, como si pretendiera ser el punto del planeta que se presenta voluntario para unir cielo y tierra. Allí donde exista una pared, alguien se encargará de pasar su brocha cargada de azul, para darle a este pueblo ese toque de color que lo hace único y mágico.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal