miércoles, 11 de abril de 2007

Llueve en Chaouen

Cuando pensamos en Marruecos, nosotros, turistas principiantes del Magreb, lo asociamos a calor y sequedad. Pero es un país muy montañoso, con muchos contrastes y con regiones tan verdes como las que más en nuestro país. Pero quizá el Sahara extiende su poderío hasta nuestras cabezas, confundiéndonos y haciéndonos creer que lo domina todo. Nada de eso es verdad. Chaouen, como tantos otros de la zona del Rift, es un pueblo de montaña, rodeado por unas paredes de roca espectaculares, que dejan ver en lo alto de sus cimas una traza de lo que será un bosque de pinsapos espectacular, que no tuvimos el gusto de patear, y donde los días lluviosos son más frecuentes que los días secos.
En este país, poco dado a membranas impermeables, contavientos de úlitma generación, y otro tipo de inventos que la industria nos ha colado como imprescindibles, sus gentes se mueven con sus chilabas de algodón, y en algunos casos con un paraguas. Y para qué más?

1 comentarios:

Blogger Esther ha dicho...

Atención pregunta!:

Pilar, es este el hombrecillo de cuya capucha infinta e interminable hasta el techo, no quiero acordarme??, ja,ja,ja
Besos mil!
Fecha: 10/04/2007 20:09.

13 de abril de 2007, 20:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal